¿No es extraño?

En este vídeo rompo con lo políticamente correcto.

Incluso me meto con las feministas.

Y sí, en un principio YouTube me lo desmonetiza pero, cuando lo revisan manualmente, lo vuelven a monetizar.

¿Dónde está esa censura de la que muchos se quejan?

¿O el encargado de mi cuenta en YouTube es un fan de mis vídeos?

Tras todos estos años, y tras todo lo que he contado en mis vídeos, mi cuenta de YouTube está impoluta, sin ninguna mancha.

¿Qué pasa aquí?

¿Tengo patente de corso?

¿O mis vídeos no son tan peligrosos como aparentan?

Qué extraño, ¿no?

¿Quizás a alguien oculto le interesa que siga contando lo que cuento y como lo cuento?

¿Tengo protectores que desconozco?

¿O me doy una importancia que no tengo?

Sea lo que sea, cruzo los dedos y que siga así por mucho tiempo.