Así funciona todo

El Imperio Británico se gastó 202 mil millones de libras esterlinas de hoy en la Segunda Guerra de los Boer en Sudáfrica

Y con ello, Cecil Rhodes, enviado de los Rothschild, se apropió de las minas de oro de Sudáfrica.

A su muerte, Lord Milner se convirtió en el administrador de la fortuna de Rhodes y fundó el grupo del Kindergarten.

Dicho grupo dominó durante cuarenta años el diario The Times, el más influyente sobre la clase política británica.

Además, el grupo fundó el RIIA (Royal Institute of International Affairs) en Londres y el CFR (Center of Foreign Relations) en Nueva York, asociaciones que siguen dominando a los políticos anglosajones de ambos lados del Atlántico.

Uno de sus logros fue el establecimiento de la Commonwealth para mantener y expandir el Imperio Británco a través de una falsa desconolización.

Tras más de un siglo del comenzamiento de sus obras, sus tentáculos todavía están vivos en las nuevas generaciones de las élites.

Esos 202 mil millones de libras esterlinas fueron una inversión bien fructificada, los millones de muertos de carne cañón nunca han importado.

Un pequeñísimo detalle sobre Bitcoin

Si sigue incrementándose a este ritmo, la minería de Bitcoin consumirá toda la electricidad del mundo para febrero de 2020.

La cuestión también es si ya se habrán minado todos los BTC para esa fecha pero, igualmente, la ectricidad es un auténtico límite físico.

¿Se convertirá entonces el BTC en una cosa inservible?

Nos quedan apenas tres años para descubrirlo.
Por cierto, en estos momentos Karatbars acepta Bitcoin para adquirir oro; a tenerlo en cuenta.

Así funciona el juego

El Sacro Estado Romano de Hesse-Kessel se convirtió en un “estado mercenario” alquilando su ejército a otros grandes poderes. El estado mantenía una neutralidad estricta, hasta el punto de alquilar soldados a ambos bandos de un conflicto y los soldados de Hesse acababan combatiendo unos contra otros.

¿A que adivinamos con quién trataron los Rothschild para comenzar a construir su riqueza?

Sí, con el príncipe de Hesse-Kessel, que en ese momento era el mandatario más rico de Europa.

Y, ¿combatieron los independentistas de América del Norte contra tropas británicas?

Pues contra muy pocos, porque una gran parte de los soldados “británicos” eran en realidad mercenarios de Hesse-Kessel.

Así funciona el juego que pocos sospechan fuera del círculo del poder.

El poder de la red

Uno de mis tuits

Sigo insistiendo en que la mejor forma de derrocar una pirámide es actuar como red.

Unidos perdemos, divididos venceremos. 

Si cae uno, dos ocuparán su lugar. 

La red asíncrona es imparable porque es imprevisible.

En una red sin líderes, a los infiltrados les es imposible tomar el control. 

Cada nodo es independiente y con sus propios objetivos.

Obedecer a un líder lleva a actuar sólo con un objetivo que marca dicho líder.

Pero mil ojos ven más que un ojo.

Una red puede alcanzar más objetivos en menos tiempo que la manera tradicional de seguir a un único líder. 

Una red rompe los esquemas de las mentes cuadradas.

Se puede explicar del derecho o del revés.

Como ejemplo, en la República de Catalunya, los CDRs, actuando localmente y con objetivos propios, actuando cada uno independientemente, son imparables.

Un hecho es que la gente de Cataluña siempre ha ido un paso por delante que la del resto de España.

Y esta vez no es diferente.

Está ocurriendo ahora mismo.

Da igual lo que diga la propaganda de los medios españolizantes.