No hay nada eterno

No hay nada eterno.

Ni la “unidad” de España.

Ni el clima, que siempre cambia.

Ni la vida humana, que una vez no hubo.

Ni este mundo, que no necesita ser salvado.

Este pasado 20 de septiembre cayó el régimen de 1978 en este Reino de España.

Lo que queda es su miserable y putrefacta decadencia.

Esperemos que el epílogo no se alargue, y no sea demasiado doloroso.

Pero cuidado, porque los ultra-colectivistas están frotándose las manos porque están convencidos de que es su momento.

Vuelven los tiempos revueltos.

Es normal, es el flujo y reflujo.

Todo final es un principio.

No podemos temer a lo que es cierto.

4 comentarios en “No hay nada eterno

  1. No cae el “régimen del 78”,je,je,je… los que caemos somos nosotros. Nos están manejando igual que a marionetas, y nos están “ilusionando” o “soliviantando”, como a hinchas ante un partido de fútbol que no nos soluciona la vida, ni nos representan sus equipos, ni representan siquiera al territorio del nombre que llevan, je,je,je,jeee…. En mi familia, cuando comento que la razón de la existencia de los políticos es “hacer políticas”, o sea, llamar la atención de las masas, agitarlas… Porque ese es SU TRABAJO, como el de los panaderos hacer pan, y sus patronos son la Banca mundial y sus tentáculos, me entienden.Los políticos son unos profesionales, unos “tecnócratas” de todos los “ismos”, de marear la perdiz, de decir mucho para no decir nada, de distraer, de crear o agitar enfrentamientos… ES SU TRABAJO, no hay más; ellos viven de eso, disfrutan lujos gracias a eso, y nosotros, a canalizar nuestras frustraciones a través de los canales que ellos nos brindan…. Y del fraude de la Deudocracia, mientras tanto, no se acuerda ni Dios…

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.