El destino final de todas las divisas

En 1923, la hiperinflación de Alemania era tan mala que el ratio de intercambio pasó de 9 marcos a 4.2 mil millones de marcos por $1. El coste de una barra de pan subió a 2 mil millones de marcos, y la gente quemaba dinero para calentarse porque era más barato que quemar madera.

En la Historia, todas las divisas acaban valiendo cero patatero.

Y todos los estados siguen el mismo destino que sus monedas.

Que nadie piense que el dólar y el euro serán diferentes, por mucho tiempo que duren.

2 comentarios en “El destino final de todas las divisas

  1. Cuanta razón tienes y en cuanto nos quiten el dinero en efectivo en favor del dinero electrónico, es cuando nos van a tener cogidos de los…(ahora también nos tienen, pero tenemos la “libertad” de pagar en efectivo sin que nadie sepa qué nos hemos comprado). ¿Alguien a pensado que cuando implanten el dinero electrónico (con la escusa de acabar con el “dinero negro” y las estafas económicas), que pasará cuando los intereses bancarios bajen tanto que lleguen a ser intereses negativos?

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.