Un par de anécdotas comunistas

En la Campaña de las Cien Flores, Mao Zedong invitó a que la gente expresara abiertamente sus opiniones y tuvieran debates libres. Una vez sucedido, fue tras los que habían dicho las cosas equivocadas.

La Coca-Cola Blanca fue una variante no clasificada que Coca-Cola desarrolló para que pareciera vodka para el Comandante Soviético Zhukov, a quien Dwight Eisnhower le introdujo la Coca-Cola durante la Segunda Guerra Mundial pero no quería que se le viera bebiendo un símbolo del Imperialismo Americano durante la Guerra Fría.


¿Qué hace una bandera de la URSS ahí?

Da igual cómo se hagan llamar los colectivistas: comunistas, socialistas, fascistas, nazis, antifas… todo régimen colectivista siempre busca el beneficio de unos pocos a costa del resto.

Y la culpa de que eso suceda siempre es de ese resto que permite a esa minoría creerse por encima de ellos.

Nadie es oprimido ni esclavizado sin su propio consentimiento.
Pensar por uno mismo es la única defensa.

3 comentarios en “Un par de anécdotas comunistas

  1. Totalmente, hay cero solución en la política. Una frase que le decía mi abuelo a mi padre (no llegué a conocer a mi abuelo paterno) mi padre me la repite muy a menudo, y es : ‘es mejor ser un pequeño amo que un gran mozo’ sabias las palabras de nuestros abuelos y abuelas, saludos!.

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.