Yo ya tengo la mía

“¿Sabías que en Rusia hay 9 millones de mujeres más que hombres?”

“¡Por fin! Tengo una oportunidad. ¡Rusia, aquí vengo!”

La propaganda progre a veces ataca a Rusia como una sociedad homofóbica por las leyes que no permiten la exaltación pública de la homosexualidad.

La realidad es que es una sociedad en la que los hombres mueren jóvenes, alrededor de los 45 años, y no hay suficientes para cubrir el cupo entre generaciones.

Entonces, para las autoridades rusas es un problema que los pocos hombres en edad reproductiva encima se pasen al otro lado.
Ni más ni menos, es una cuestión de supervivencia de su sociedad y costumbres.
Sin embargo, aquí en Occidente la propaganda siempre es más fuerte que la verdad.

A veces, las cosas tienen sentido si se las mira correctamente.