Otra vez el portátil no se enciende

Ayer por la tarde se me apagó el portátil.

Fue culpa mía.

No me di cuenta del aviso de conectarlo a la corriente para recargar la batería.

Y lo enchufé demasiado tarde.

Ya llevaba encendido unas cuantas semanas desde que logré ponerlo en marcha la vez anterior – ver post anterior sobre dicho tema.

Esta vez todavía no he logrado encenderlo.

Olga me dice que me vaya a comprar otro.

Sí, es verdad, puedo ir y comprar otro portátil y pagarlo a tocateja, en efectivo.

Pero no quiero.

Porque no estaba dentro de mis planes comprar un portátil ahora.

No es cuestión de divisas fiduciarias, sino de ganas.

En realidad, aunque usar un portátil es muy cómodo, tengo todo configurado para trabajar con mi antiguo pc y mi miniportátil sin problemas.

Lo cierto, que lo único que pierdo es comodidad.

Ese portátil no es imprescindible, y mi habilidad como informático me permite que un hecho como éste no sea un obstáculo.

En cualquier momento puedo sacar el disco duro del portátil y rescatar sus datos.

En eso no hay problema.

Sólo que, antes, hace unos diez años disfrutaba configurando aparatejos informáticos.

Ahora, pues ya no tengo tantas ganas.

Iré encendiendo y apagando el dichoso portátil hasta que decida encenderse otra vez.

Soy cabezón.

Nota: ¡Victoria! He logrado encenderlo a las 20:24 CET 😀

4 comentarios en “Otra vez el portátil no se enciende

Los comentarios están cerrados.