Tarados mentales

Cada día que pasa la gilipollez alcanza nuevos niveles.

La estupidez humana sobrepasa sus récords.

Hace unos días me llegó un correo de RENFE ofreciédome descuentos para viajar a Madrid y no perderme el #pride2017.

¿#pride2017? ¿Y eso que es?

Ah, ¿se refieren a una manifestación de gays y lesbianas? 

Ah… Pues haber empezado por ahí.

No, gracias, sigo queriendo a mi mujer.

Es más, tal como escribí en Twitter, “Orgulloso de, con mi mujer y dos hijos, haber formado una familia que ha hecho avanzar una nueva generación a la Humanidad.

Luego, este pasado fin de semana, nos encontramos en EEUU a autoproclamados antifa y feministas agrediendo a manifestantes contra la implantación de la Ley Sharia musulmana.

Es increíble que un occidental con dos dedos de cerebro pueda estar a favor de la Ley Sharia musulmana.
Y también habían jovenzuelos estadounidenses armados de banderas de la URSS defendiendo al socialismo e insultando a los anti-sharia.

¿Ein? El mundo al revés…

Bueno, de ese tema ya he hablado en mi vídeo de hoy…

Y ahora me encuentro en un medio ruso que en Barcelona había gente diciendo que “¿la leche es asesinato?

¡Es la leche! – valga la redundancia.

De verdad, esos que dicen defender los “derechos” de los animales pero no les importan sus congéneres humanos deberían ser tratados en psiquiátricos.

Y además, como también he tuiteado… “¿Qué pasa que Barcelona es tan proclive para las “acciones” de tantos “activistas” que están mentalmente tarados?

Eso, ¿qué está pasando en Barcelona que se ha convertido en un lugar abierto para proclamar tantas gilipolleces, la última más gorda que la anterior?

¿Han puesto algún producto químico en el agua o en la comida que les está carcomiendo el cerebro?

Sea lo que sea, no está llegando todavía al extrarradio, de momento.

Y que siga así.

Por cierto, si alguien se siente molesto por lo que escribo… pues ¡genial!