Reflexionar está mal

A los anunciantes de Youtube no les gusta que pensemos.