Estoy a mitad de camino

Es cuestión de estadística pura.

Da igual si eres hombre o mujer.

Da igual si eres moreno o rubio.

Da igual si eres blanco o negro.

Da igual si eres tonto o listo.

Da igual si eres de aquí o de allá.

Da igual si empiezas pobre o rico.

Lo único que hay que hacer es comenzar, continuar y no detenerse… y los resultados llegan por sí mismos.

Y quien pierde es porque valora más sus excusas y sus miedos, valora más su zona de confort de perdedor… ¿masoquismo?.

Porque es cuestión de estadística, de meras matemáticas.

No hay más.

Así de fácil.

Y ya estoy a mitad de camino… ¡GENIAL!