¡Bien por los sionistas!

Puede sorprenderte… pero ¡bien por el sionismo!

De verdad, ya me harta que todo el mundo justifique cualquier cosa diciendo “es culpa de los sionistas” y se quede tan campante como si hubiera descubierto la sopa con ajos.

Pues ¡bien por los sionistas!, porque un grupo tan pequeño tiene cagados de miedo a millones de personas que se hacen creer despiertos e inteligentes.

Realmente tenemos que aprender mucho de ellos y sus éxitos.

Lo digo más que nada porque respecto a la independencia de Cataluña no hago más que recibir “pruebas” de que es culpa del sionismo.

Que si Artur Mas, el ex-presidente de la GenCat, es judío… que si patatín y que si patatán. ¿Y qué, si Artur Mas es judío? En realidad, no me importa ni lo más mínimo qué religión profese. Ni me importa un bledo, la verdad. Ni me importa tu religión ni la del vecino. Será muy importante para muchos, pero para mí los fanboys de las religiones son como los fanboys de cualquier estrella de pop mediática y satánica: no me dice nada.

Claro, por supuesto, es mucho mejor permitir que el Reino de España se quede como está porque “dividir España es un plan sionista“. Pues bien, ¿y qué? Sí, ¿Y QUÉ?

Claro, porque es preferible que continúe existiendo eternamente este feudo medieval criminal y mafioso-católico que se autodenomina “Reino de España“.

Pues bien, pues si los sionistas han decidido dividir y destruir este Reino de España, pues ¡genial por ellos! Prefiero malo por conocer que pésimo conocido.

No por nada en Barcelona tenemos Montjuïc (Monte Judío), y la cábala fue creada en Girona. Éste ha sido siempre un territorio con presencia sefardí, judíos no askenazis – de los “auténticos“, y no es ninguna sorpresa su poder económico y político en la zona durante siglos.

¿Qué les pasa a los ultranacionalistas españoles y católicos? ¿Se creen que aludiendo al “peligro sionista“, la clásica “conspiración judeo-masónica“, van a conseguir puntos y  nuevos adeptos a sus tesis doctorales? El victimismo es siempre la peor estrategia. Es la excusa de los malos perdedores.

Todo acaba siendo siempre una lucha por conseguir adeptos entre las tres religiones organizadas que pretenden repartirse el mundo: los cristianos, los musulmanes y los judíos.

Por cierto, ¿cómo asustarán a sus súbditos los judíos? ¿Diciendo que es una conspiración “cristiano-musulmana“?

Basta ya, que aunque sea cierto que hay una “conspiración sionista” respecto a la “independencia” de Catalunya (ahora con ‘ny’), y seguramente la habrá, es mucho peor mantener el status quo del estado del Reino de España actual.

Y que quien quiera malinterpretarme que disfrute haciéndolo – la comprensión es cuestión de inteligencia y voluntad, cualidades que poco abundan en este mundo humano. Pero siendo soez, porque ser soez es un mérito en las letras castellanas, la independencia de Cataluña me la suda, y la unidad del Reino de España me la suda también. Al fin y al cabo, son tan sólo unos pequeños territorios de este enorme globo que llamamos Tierra. Y si estoy aquí es porque me tropecé con este lugar al nacer.

Pero, venga ya, primero nos cargamos el feudo del Reino de España, y si vienen los sionistas para sustituir a los actuales señores feudales de El Vaticano, pues nos los cargamos también, que no se crean que van a ser discriminados.

Dejemos el victimismo en el bolsillo y seamos prácticos de una puñetera vez. El miedo que se lo metan donde les quepa, los unos y los otros.

No me da la gana casarme con nadie. Bueno, sólo me casé con mi mujer, y porque necesitaba los papeles o la echaban de este fantástico y espléndido Reino de España.

Jejejé, cuando afirmo que éste es un blog independiente y único lo digo en serio. Ya ves, haciendo amigos por todos los lados con mi lengua viperina 😉

Ahora vayamos a las cosas reales: ¿ya te has protegido ante esta nueva súper-hiper-mega-crisis económica?