Novus Ordo Seclorum

En la cuarta Bucólica (Ecloga) de Virgilio encontramos:

“Ultima Cumaei venit iam carminis aetas;

Magnus ab integro saeclorum nascitur ordo.

iam redit et Virgo, redeunt Saturnia regna,

iam nova progenies caelo demittitur alto.”

Que se puede traducir por algo así como…

“Ya llega la última era de los poemas cumanos;

ya nace un gran orden de la profundidad de los siglos.

Ya vuelve Virgo, y el reino de Saturno,

ya desciende del alto cielo una nueva especie.”

Por “Cumaie” (de Cumas, cumanos) se refiere a la Sibila (profeta, oráculo) de Cumas. La Sibila de Cumas, equivalente latino de Pitia, es una profetisa, autora (presunta) de los libros sibilinos… una recopilación de profecías, que los romanos remontaban a la época de Tarquino el Soberbio, y cuidadosamente conservados en el Capitolio para consultarlos en caso de prodigios o calamidades públicas.

Virgo es la hija de Zeus (Júpiter para los romanos), y de la diosa de la Justicia, Themis. Por lo tanto, vuelve a la Tierra en compañía de Saturno, el antiguo rey del Lacio. Saturno, dios itálico, es el dios de la civilización, protector de los bodegueros y agricultores. Bajo su reinado, la Humanidad conoció la prosperidad de la edad de oro, que terminó con la llegada de Júpiter.

Así que “Novus Ordo Seclorum” es algo así como “El nuevo orden de las eras“. Es como el eterno retorno, el flujo y reflujo, la vuelta al origen.