Menos palabras, más acción

Es posible que no actualice este blog, y el resto de mis blogs públicos, con la frecuencia que lo he estado haciendo hasta ahora.

En este momento me estoy enfocando en lograr que la gente ahorre con oro como única vía de salvación económica.

El tiempo se nos echa encima.

Mi red de ahorradores de oro es como una lista de Schindler, sin exagerar lo más mínimo.

Esta “crisis” tiene las pintas de ser muchísino peor que la del 2007.

Seguiré compartiendo en círculos cerrados y próximos; muchos que me leeis ya sabéis donde.

Para contactar conmigo, ya sabes, usa la página de contacto de este blog. Te responderé en cuanto pueda.

La verdadera revolución no se hace con armas sino con inteligencia financiera

Este febrero que ya se acerca marcará el segundo aniversario desde que comencé a ahorrar con oro con los pequeños lingotes que distribuye Karatbars.

Este hecho marcó un hito en mi vida pues me abrió las puertas a dejar atrás el agujero económico en el que estaba.

Pero me encuentro todavía con gente que es incapaz de darse cuenta de la importancia del oro y de esta empresa alemana.

Vamos a  ver si logro aclarar algunos puntos que parece no entender bastante gente desorientada.

Comencemos entendiendo que al pasar nuestros ahorros a oro estamos dejando de usar el dinero fiduciario de los bancos.

Puesto que los bancos usan sus reservas para crear más dinero ficticio basado en la deuda en el sistema fraccionario, al no depositar nuestro dinero en el banco para ahorrar estamos cortando su capacidad fraudulenta de crear dinero de la nada.

Además, el objetivo de la élite bancaria es que siguamos en la pobreza. Porque al usar un dinero que en realidad es deuda, estamos perdiendo poder adquisitivo a pasos forzados. Ahorrar es perder dinero si lo hacemos con el sistema bancario. Y los pobres siempre son más fáciles de controlar y manipular.

Entonces, ¿se entiende ahora la inmensa importancia del ahorro con oro?

Pero Karatbars va mucho más allá.  Porque al desarrollar su sistema de negocio estamos luchando realmente contra la pobreza. Porque cualquier persona puede comenzar sin dinero desde cero y lograr prosperar con su propio esfuerzo.

Un ejemplo: ¿Qué tiene que hacer una persona sin dinero para conseguir comenzar a recibir comisiones? Pues encontrar personas con dinero. ¿Por qué? Pues porque las personas con dinero necesitan un medio alternativo a los bancos para proteger sus ahorros, es decir, el oro. Encontrando personas deseosas de ahorrar con oro, una persona sin recursos económicos puede crear una red de clientes que le permitirá ganar el dinero necesario que le ayudará a prosperar y a ahorrar también con oro.

Es una situación ganadora 100% para todas las partes implicadas.

Yo soy precisamente un ejemplo fehaciente de que lo que digo es cierto.

Por eso me dan lástima los que rechazan Karatbars con excusas banales como que “su oro es muy caro“. Eso no es cierto en absoluto. Cuando uno consigue su oro pagado por las comisiones conseguidas, el oro le sale realmente gratis. Esas excusas las dicen en realidad las personas que desconocen estas ventajas esenciales que aquí muestro, o las personas demasiado programadas por este estúpido sistema.

De verdad, es una pena muy grande que hayan personas que sigan en la carrera de la rata cuando aquí están los medios para salir de dicho círculo vicioso y esclavizante.

En definitiva, la nuestra sí que es una verdadera revolución, y no los cuentos infantiles de los colectivistas que dicen que el capitalismo tiene toda la culpa y se dedican a usar palabras como “compañero” y “solidario“. Es precisamente esta gente la primera interesada en mantener la pobreza para no perder a su incauta clientela.

En cambio, con el oro y Karatbars nuestro objetivo es que el dinero no sea nunca más un problema para nuestro desarrollo personal.  Lo genial es que cada vez más personas inteligentes, porque saben pensar por sí mismas, lo entienden perfectamente, y se nos están uniendo.

Sin duda, ésta es una revolución ya imparable.

El Mundo de Fantasía se está cayendo a pedazos

¿Lo estás viendo?

¿Escuchas el ruído de las piezas rotas al chocar estrepitósamente contra el fondo del precipicio?

¿O sigues sordo y ciego? Y mudo.

Cuanto más nos esforzamos en construir burbujas artificiales, más fuerte es el golpe de la realidad natural.

Y este Mundo de Fantasía, de las mentiras que nos contamos para dormir tranquilos, se está rompiendo a pedazos.

Porque la Naturaleza es sabia, y el ser humano es… bueno, es el ser humano.

Y cuanto más nos esforzamos en ocultar la dureza de la realidad, más dura se vuelve contra nosotros.

Suele suceder cada vez que nos creemos más listos.

Las medidas sociales buenistas suelen tener como resultado el mantenimiento de la pobreza. Porque si no, ong’s y partidos políticos perderían su clientela.

Claro, no es popular decirlo, pero la Renta Básica Universal traerá más problemas que beneficios.

La verdad nunca ha sido más impopular que ahora.

La única solución es que haya injusticia para todos, no sólo para la mayoría. Que las oportunidades sean desiguales para todos.

Que cada cual sea rico o pobre según su elección, esfuerzo e inteligencia. Que no hayan obstáculos artificiales para que cada cual elija.

Las “políticas de igualdad” provocan desigualdades que antes no existían. ¿Es ése su verdadero objetivo? Por supuesto.

Socialismo, comunismo, estatismo y demás colectivismos son perjudiciales para la salud de la Humanidad.

Pagar impuestos es defraudar. El único dinero negro es el que se mete el estado en sus bolsillos, que usa para oprimir a sus súbditos.

La “seguridad social” es el sistema mediante el cual las farmacéuticas consiguen clientes cautivos para siempre. ¡Qué genial negocio!

El “bien común” es el bien de los tontos, de aquéllos que son incapaces de encontrar su propio camino.

Este Mundo de Fantasía se está cayendo a pedazos, pero el ruído estrepitoso de su rotura sigue ajeno a los que no quieren oirlo.

Da igual, a la realidad no le importa si se cree o no en ella, porque es inevitable.

Luchar contra la Naturaleza es la peor idea que mente humana tuvo.

Ahora nos toca sufrir las consecuencias por nuestro estúpido atrevimiento.

Y no hay refugios.

Lo que realmente está pasando en Venezuela con su emergencia económica

Tengo el placer de conocer personalmente a Naky Soto y Luis Carlos Díaz, dos periodistas venezolanos que se esfuerzan en contar el día a día de de lo que pasa allá a través de sus hangouts.

Aquí está el último vídeos que han publicado hasta el momento…

“El chavismo no quiere show, o no quiso perder el show. El decreto de emergencia económica exige rendir cuentas y los ministros huyeron de mostrarlas en público ante la nueva Asamblea Nacional y el país.
Naky Soto y LuisCarlos Díaz lo explican en breve.”

Las principales 51 excusas que te dices a ti mismo para no conseguir nada

algomejor

  1. Si no tuviera a mi mujer y a mi familia.
  2. Si tuviera suficiente dinero.
  3. Si tuviera una mejor educación.
  4. Si tuviera buena salud.
  5. Si tuviera tiempo.
  6. Si el momento fuera mejor.
  7. Si los demás me entendieran.
  8. Si las condiciones a mi alrededor fueran diferentes.
  9. Si pudiera vivir mi vida de nuevo.
  10. Si me dieran una oportunidad.
  11. Si ahora tuviera una oportunidad.
  12. Si no temiera lo que dicen.
  13. Si los demás me lo permitieran.
  14. Si nada me detuviera.
  15. Si fuera más joven.
  16. Si pudiera hacer lo que quisiera.
  17. Si hubiera nacido rico.
  18. Si pudiera conocer a la gente adecuada.
  19. Si tuviera el talento que tienen otros.
  20. Si pudiera asegurarme.
  21. Si hubiera provechado aquella oportunidad.
  22. Si la gente no me pusiera de los nervios.
  23. Si no tuviera que encargarme de mis hijos.
  24. Si pudiera ahorrar algo de dinero.
  25. Si mi jefe me apreciara.
  26. Si alguien me ayudara.
  27. Si mi familia me entendiera.
  28. Si viviera en una gran ciudad.
  29. Si pudiera comenzar.
  30. Si sólo fuéramos tres.
  31. Si tuviera la personalidad adecuada.
  32. Si no estuviera tan gordo.
  33. Si tuviera un momento tranquilo.
  34. Si pudiera salir de mis deudas.
  35. Si no hubiera fracasado.
  36. Si supiera cómo.
  37. Si los demás no se opusieran.
  38. Si no tuviera tantas preocupaciones.
  39. Si me casara con la persona adecuada.
  40. Si la gente no fuera tan tonta.
  41. Si mi familia no fuera tan extravagante.
  42. Si estuviera seguro de mí mismo.
  43. Si todos no estuvieran en mi contra.
  44. Si no hubiera nacido bajo las estrellas equivocadas.
  45. Si no fuera verdad que lo que será, será.
  46. Si no hubiera perdido mi dinero.
  47. Si vivera en un vecindario diferente.
  48. Si no tuviera mi pasado.
  49. Si tuviera un negocio propio.
  50. Si los demás me escucharan.
  51. Si tuviera el coraje de verme a mí mismo como soy realmente, podría averiguar que está mal conmigo y corregirlo, entonces tendría la oportunidad de aprovecharme y aprender algo de la experiencia de los demás porque sé que hay algo mal en mí o ahora mismo estaría donde tendría que estar si dedicara más tiempo a analizar cómo mejorar y menos a construirme excusas para encubrirme.

Déjate de excusas, el momento es ahora.