¿Veé lo que pasa por no sensurá interné?

Aho’a resulta que los güenos son los antimaicas de Moscú y los ayatolás de Teherán y los coloraos de Pekín.

Y los malvaos son los libertaoes de América y los sivilisaos de Europa.

Joer, q’esto no pué estar susediendo.

Porque si Chon Güein levanta’a la cabesa pondría las cosas de nuevo en su sitio, leñe.

Pero ¿q’ha pasao incluso con Chucnorris que quié independisar a Tejas?

Que no, coña, que las cosas no están en su sitio, q’así no es como me enseñaon en la tele.

Mi’e usté, quisás es por meter a un negrico en la Casa Blanca esa, que con esas cosas no se juega.

Quisás es porque nuestra quería Reina de Ingliterra está ya muu viejica la pobre.

Segú’o que si fue’a mosa enviaba al James Bon y con un par de güevos pondría las cosas en su sitio, joer.

Incluso si nuestro Rey de Epaña y Jerusalén siguie’a en su puesto, y no hubie’an colocao a su hijico, enviaba a la Legión y su cabra a cargarse a esos moancos llijaístas sin pensárselo dos veses.

Tamién, lo que pasa es que la gentuca se traga toas las trolas que la conspirasión jueomasónica escriben en interné.

Q’hay que sensurá, joer, q’a la gentuca le da por pensar y lo joen too.

Eso pasa por permitir q’esa gentuca sepa leé y escribí, que lo desía el cura de mi pueblo, que leé no es güeno, coña.

Que saber cosas ra’as no esta bien, por los clavos de nuestro señó.

Si esos americanos manda’an al generá Caster y su séttimo de caballeía, otro gallo canta’ía, joer.

Una guantá bien daá les daba yo a toos esos llijaístas y los coloco en su sitio pa conoser en persona a su Alá.

¡Recontraleñe!

¡Viva la Tercera Guerra Mundial!

¡Por fin los siete mil millones de inútiles comedores de recursos serán eliminados para que podamos vivir apaciblemente los quinientos millones restantes!

Tal como está escrito en el monumento de Georgia.

¡Por fin el cabal se ha tomado en serio la limpieza del estúpido rebaño de borregos!

Ya se sabe, puesto que no ha valido para nada el esfuerzo de despertar a los dormidos, pues si no puedes derrotarles… ¡únete a ellos!

Me paso al bando ganador, me paso al cabal. Porque estoy harto de estar siempre en el lado perdedor. Estoy hasta los mismísimos de dar palos de ciego.

Al fin y al cabo… comparto la misma genética que ellos.

A partir de ahora estoy a las ódenes del Consejo de los Trece, y acataré las decisiones del Comité de los Trescientos.

Defenderé con uñas y dientes a la ONU, la Comisión Trilateral y al Club Bilderberg. Porque David Rockefeller es mi Dios y Henry Kissinger es su profeta, y Barack Obama, nuestro salvador. El Vaticano será mi único país.

Usaré software espía de Microsoft en mi PC, y tendré un iPhone.

Repetiré siempre en mis blogs la versión oficial de Euronews y la CNN, y denunciaré y trolearé a todos los teóricos de la conspiración que se atrevan a decir lo contrario.

Y, por supuesto, ocultaré la existencia de las familias Rothschild y Warburg, y difundiré la verdad indiscutible de los Bancos Centrales.

Hitler se suicidó en su búnker. Los aviones sólo expulsan vapor de agua. Las vacunas nos ayudan a curarnos. La palabra del gobierno es ley. Pasaré mi vida trabajando sólo para conseguir una pensión.

Hoy mismo cambiaré mi oro a dinero fiduciario, y llamaré idiotas a los que se crean que el oro es dinero.

¡Viva la Tercera Guerra Mundial y el planeta Nibiru!


¿Te lo has creído todo, eh? ¡Claro que sí! 😉