Doy por hecha la “independencia” de Cataluña

image

Este señor de la foto se llamaba Edward Bernays, sobrino de Sigmund Freud, y se hizo millonario manipulando a la población estadounidense y mundial.

Fue, por ejemplo, el responsable de que estuviera bien visto que las mujeres fumaran, ayudando así a la industria tabacalera a captar la otra mitad de la población como clientes.

Tanto dinero ganó que en su época de máximo esplendor nadie era nadie en Nueva York si no era invitado a sus fiestas.

También, fue el que pagó el viaje de su tío que le permitió huir a Londres cuando los nazis se hicieron fuertes en Alemania y Austria.

En los años 20 del siglo pasado escribió un libro de imprescindible lectura llamado “Propaganda”, y entre sus seguidores estuvo precisamente Joseph Goebbels, el Ministro de Propaganda de Alemania.

Bernays fue también el que cambió el término de la propia profesión de los propagandistas a “relaciones públicas“, iniciando los cambios semánticos que han dado pie a la neolengua actual.

Hoy en día, manipular la mente humana es una ciencia exacta, y se puede empujar a la masa de una manera perfecta hacia el objetivo del manipulador.

¿Se secesionará Cataluña de España? Es muy probable. ¿Será Cataluña un país independiente y soberano? En el panorama occidental actual, en absoluto. ¿Estará el resto de España lo suficientemente debilitada para caer en las garras de los buitres? Por supuesto.

La pregunta ante cualquier crimen siempre es: ¿a quién beneficia?

¿Por qué se está mintiendo y manipulando por igual a unionistas como a independentistas? ¿Cuál es la agenda de los que están manipulando a la masa insospechada?

Pronto saldremos de dudas. Mientras, los aprendices de brujo siguen disfrutando de la vida en sus yates y clubs exclusivos, estando por encima del bien y del mal, y no sintiéndose parte de ningún país más que el de sus intereses.