¿Es contraproducente llamar borregos a los borregos?

wpid-wp-1433185461131.png

La neolengua está de moda, y lo normal es usar derivas absurdas para expresarnos. El control mental llega a meternos miedo si nos expresamos como sentimos.

En lo que antes se llamaba en los libros de historia “invasión“, ahora los medios lo llaman “crisis de refugiados“, para hacernos sentir culpables a la población, y no nos enfoquemos en los auténticos psicópatas que han creado el problema.

Así, una gran parte de la población occidental es incapaz de analizar lo que ocurre en el presente, y se mueven al unísono como borregos de un rebaño, siguiendo los dictados de los flautistas de Hammelin de turno.

No hay forma, se niegan a pensar por sí mismos, es imposible hacerles ver esta realidad, y además defienden a los secuestradores de sus mentes. ¿Son masoquistas o están bajo la influencia del síndrome de Estocolmo?

Recuerdo un libro que leí al comienzo de mi adolescencia que se llamaba, y se llama, “Como ganar amigos e influir sobre las personas” de Dale Carnegie. En uno de sus capítulos explica que la gente actúa según como la etiquetemos. Si a una persona le decimos que es inteligente, actuará como una persona inteligente; si a una persona le decimos que es un bruto, actuará como un bruto. Digamos que nos comportamos como se espera que nos comportemos en cada momento.

Así, cuando llamamos borregos a los borregos, no hacemos más que confirmar su borreguismo. Estas personas se comportarán como esperamos que se comporten, es decir, como borregos. Es fácil comprobarlo en muchas discusiones absurdas en comentarios en internet, cada cual asume un rol según como se espera en la conversación.

Eso hace que los borregos se empecinen en cumplir su rol, y se empeñen en no dejar de serlo. Para ellos, defender a sus amos, a sus pastores, es cosa de vida o muerte. No existe ningún argumento que pueda convencerles de lo contrario.

Entonces, si la idea es que esta gran parte de la población se dé cuenta de que están actuando como borregos se supone que deberíamos cambiar la etiqueta de como nos dirigimos a ellos. Siguiendo esta premisa, tendríamos que dejar de llamarles borregos.

El problema es que, entonces, entraríamos en el hecho de que estaríamos manipulándoles, porque les estaríamos dirigiendo de la misma forma que sus amos. Ya sé, parece algo rebuscado.

El hecho es que para que una persona deje de ser un borrego tiene que darse cuenta por sí misma de que los es, y tiene que decidir por sí misma que quiere dejar de serlo. El resto que estamos “despiertos” no podemos más que mostrarles que hay un camino diferente, pero nunca inducirles a que lo recorran. Es algo muy sutil pero, si no lo hiciéramos así, caeríamos en la trampa de los que se creen que saben más que los demás. Podemos orientar, pero nunca dirigir.

Por lo tanto, mi conclusión es que no debemos caer en el paternalismo. Un borrego es un borrego, y punto. Y así es como hay que llamarle.

Cierto que de esta manera no haremos muchos amigos, pasará mucho tiempo, y no lograremos que toda esta gran parte de la población se dé cuenta de que está en un rebaño en el que es imposible que puedan desarrollarse como seres completos; pero nadie dijo que el camino sería fácil.

No hay respuestas fáciles, y la única manera de apartarse del rebaño es por una decisión individual independiente, aceptando las cosas tal como son. Cualquier otra forma sí que sería contraproducente.

Un comentario en “¿Es contraproducente llamar borregos a los borregos?

  1. Claro está, luego existen los diferentes tipos de borregos: churro, suffolk, rambouillet, black belly, cheviot, texel, english leicester………. y hasta 63 tipos distintos.
    Entre todas ellas destaca la calidad de la lana del borrego merino, considerada la mejor del mundo y original de España, de Castilla más concretamente.
    De lo que se puede deducir que los mejores borregos del mundo son españoles; así nos luce el pelo, perdón, digo la lana.
    Y que cada cual saque las conclusiones que considere más oportunas.

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.