Excusas que da la gente para permanecer en su miseria

image

Estoy considerando dejar de ofrecer Karatbars a la gente sin dinero. No importa que yo estuviera igual hace un año. Si se niegan ellos mismos a salir de su propio agujero económico, nadie puede ayudarles.

Porque sigo encontrándome con individuos que se creen más listos obedeciendo a otros.

Ya digo, tenía la esperanza de poder ponerme como ejemplo y que vieran que sí se puede salir de la miseria económica. Pero nada, las esperanzas son un engaño y esa gente es especialista en ver problemas donde otros vemos soluciones.

Tomemos como ejemplos estas excusas que me encuentro repetidamente cuando ofrezco el negocio de Karatbars. ¿Te reconoces en alguna?

– No tengo tiempo. Vaya, ¿así que no tienes 24 horas al día como todos. ¿O es que prefieres perder tu precioso tiempo yendo a un trabajo donde te tratan como un esclavo? O peor aún, viendo la televisión. Precisamente gracias a lo que te ofrezco, tiempo es lo que más disfruto, para pasarlo con mi familia, para hacer mis cosas. De verdad, mereces lo que tienes.

– No tengo dinero. Claro, igual que yo hace un año. Y mira ahora, ¿qué te crees, peor que yo? Precisamente el sistema de network marketing está diseñado para que la gente como tú y como yo, que partimos de cero, podamos ganar dinero. Deja tus quejas y mueve el culo.

– No me importa el dinero. Enhorabuena. Ésta suele ser la excusa de los que consideran al dinero como la “raíz de todo mal“. Pese a ello se levantan cada mañana para trabajar en un trabajo que no les gusta, o peor aún, para ir a buscar un trabajo que no les va a gustar. Vaya, el dinero no te importa pero toda tu vida gira en torno a su búsqueda, y es justo por ello que nunca obtendrás suficiente. De verdad, eres un masoquista.

– No me gusta recomendar. Bueno, ¿así que nunca has visto una película, te ha gustado y se la has recomendado a otra persona? Y después, ¿te pagó Hollywood por hacerles ganar más dinero? Qué listo. Por eso ahorrar con oro y que te paguen por recomendarlo a otros es tan imposible, ¿verdad? Pues tú te lo pierdes.

– Yo no quiero vender. ¿Y quién te dice que lo hagas? Precisamente no vendemos oro sino que recomendamoa a otras personas que hagan lo mismo que nosotros, cambiar divisas por dinero, que ahorren con oro. Y encima cobramos por ello. ¿Cómo de mejor lo quieres?

– No es oro. Otra gran excusa del individuo que está a vuelta de todo y que cree que todo es mentira. Está claro que los propagandistas realizaron un buen trabajo con él. Ves en cada oportunidad un engaño y prefieres lo malo conocido a lo bueno por conocer. Eres el primero en decir “ya lo sabía” cuando algo sale mal. Pues bien, si no fueran los lingotes de Karatbars de oro puro ni me molestaría en ofrecértelos. Insultas mi inteligencia al pensar que no lo he comprobado, demostrando en realidad que eres tú el que no la tiene.

– El oro está a la baja. Aquí está el “experto” en inversiones que tampoco tiene ni puñetera idea. Porque el oro no es una inversión, el oro es el dinero real, y su equivalencia con las divisas es irrelevante. El valor de todas las divisas fiduciarias tiende siempre a 0, y cuando se hundan, que lo harán, te acordarás que no aprovechaste este momento para conseguir oro, y golpearás tu cabeza contra un muro.

– Los lingotes de Karatbars son muy caros. ¿De verdad? Pues a mí me salen gratis. ¿Cómo? Porque he desarrollado su sistema de comisiones en red y me pagan lo que cuestan los lingotes. ¿Conoces algo que sea más barato que gratis? Pues ponte a la labor y en un tiempo tú también podrás conseguir pagar tus lingotes con las comisiones que obtengas.

– Es un esquema piramidal. Eres otro que sabe de oídas. Y te crees cualquier propaganda que te cuentan. No, un esquema piramidal es justo lo que haces cada día, un esquema piramidal es tu trabajo tradicional en el que obedeces a tu jefe que obedece a su jefe que obedece a su jefe. Éso es un esquema piramidal. El network marketing, o mercadeo en red es justo lo contrario, majo. Es el sistema de trabajo que va a liberarte y romper tus cadenas de esclavo y sirviente. Es un sistema en el que todos en la red nos apoyamos porque el beneficio de uno es el beneficio de todos. Son los amos feudales los que propagan la desinformación contra el network marketing porque no quieren que te escapes de su yugo.

– ¿Y si me roban? ¿Qué quieres que te diga? Pues mala suerte. Pero lo que sí es seguro es que si tienes tu dinero en el banco te lo están robando sin duda alguna. Al menos, al pasarlo a oro y guardarlo tú mismo, te das la oportunidad de no perderlo que no te da ningún banco. Tener el dinero en el banco es como no tenerlo.

– ¿Y qué ganas tú? Pues dinero, ¿qué te creías? Tengo una familia que mantener, ¿o te crees que mis hijos comen del aire? Ésta tambien es buena porque demuestra estupidez. Das a entender que vivimos en un mundo de fantasía en el que todo es maravilloso. ¿Sabes? No te preocupes por lo que yo gane, enfócate en lo que tú vas a ganar, y encima te estoy diciendo que estoy aquí para ayudarte. ¿Pero qué más quieres? ¿Qué trabaje yo por ti? Serás jeta.

– ¿Y qué hace la empresa con el dinero que gana? ¿Y a ti qué te importa? Pues lucrarse, eso es lo que hacen, y muy bien que lo hagan. Vamos, en vez de vivir dominado por la envidia deberías agradecer a esos señores por tener la idea y los medios para unir el oro al network marketing y ponerlo en bandeja de plata a gente como tú. Pero en cambio, ¿te vas a perder esta oportunidad por tu desagradecimiento? Qué gran pena.

– Mis conocidos me han dicho que no. ¿Y qué? ¿Son las únicas personas que viven en este planeta? Precisamente yo no conocía hace un año al 95% de los que ahora están ahorrando con oro en mi red. ¿Y qué les has explicado si ni tan siquiera sabes tú mismo cómo funciona? De verdad, sencillamente te ahogas en un vaso de agua, así que vete a comprarte un flotador.

– En este otro negocio gano más dinero y más rápidamente. ¿Y qué es lo que vendes? Porque sea lo que sea lo que vendes, se compra con dinero. Y el oro es dinero. Yo puedo comprar tu producto con mi producto pero tú no puedes comprar el mío con el tuyo. ¿Lo pillas? Y además, si ganas más dinero, perfecto porque el oro te lo protegerá de las zarpas de los banqueros.

– Es difícil y no funciona. Claro, vago, porque requiere de un esfuerzo de aprendizaje por tu parte. Tienes que pasar por tus propias experiencias y ser persistente. Si te rindes a los dos días, por el motivo que sea, mejor que te dediques a obedecer a tu amado amo y sigas sin vida propia.

¿Qué? ¿Molesto con lo que has leído aquí? No es mi intención molestarte sino que reacciones si te sientes aludido. Nada más que eso, porque es una pena que hayan personas que tengan que sufrir en la miseria cuando no tendría que ser así en absoluto. Sí hay salida pero sólo si quieres verla.

Por cierto, y para finalizar, ¿qué excusa más crees que me he dejado?

La comodidad fabrica cobardes

Me he encontrado con que se dice que todavía faltan 18 meses para que Cataluña se independice. ¿Qué? ¿Están de coña?

“Si los separatistas catalanes ganan una mayoría de escaños, Cataluña operará como un nuevo estado dentro de 18 meses”

Josep Lluís Alay (@josepalay):
If Catalan separatists win a seat majority, Catalonia will operate as a new state in 18 months http://mobile.nytimes.com/2015/09/12/world/europe/catalans-campaigning-for-independence-march-in-barcelona.html?referrer=&_r=0 http://pic.twitter.com/rdIYI0NPgK

¿Has ido alguna vez en el metro de Barcelona? Si es así te habrás fijado que de vez en cuando te encuentras con músicos ambulantes pero nunca nunca te los encontrarás cantando en catalán. ¿Sabes por qué? Pues porque los catalanoparlantes tienen la barriga denasiado llena y se les caería los anillos por bajar al metro y ponerse a cantar por limosna. No, la mentalidad catalana es comodona y orgullosa, y sencillamente se pasan de listos.

Tienen esta cosa que llaman “seny” (se pronuncia “señ”) y se creen los reyes del mambo. Son los defensores del “ahora no toca” y del “cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa “. Y mientras se pasan de listos e inteligentes, pasa el tiempo y se les adelantan otros lugares en los que sus poblaciones sí que ansían ser independientes, y lo logran sea como sea. Incluso algunos se inventan sus estados, como en el caso de Liberland.

Así, pasan los años y los catalanes sonríen entre ellos porque tienen “una estrategia” que los llevará a su independencia haciendo “las cosas bien hechas“. Claro, pidiendo perdón por existir y pidiendo disculpas a su papá España.

Y lo que pasa es que la comodidad crea cobardes. Y es que la sociedad catalana, la que se hace llamarse a sí misma “sociedad catalana“, está sometida a su propia mentalidad aburguesada que da vueltas sobre sí misma para no llegar a ninguna parte.

Pero claro, ¿qué se puede esperar de quienes avisan por megafonía dentro de los trenes que hay que respetar los asientos reservados o en las estaciones que no hay que sentarse en el suelo? Esos constantes mensajes sonoros que insultan la inteligencia de las personas y fomentan el cínico civismo.

¿Y qué se puede esperar de una gente obsesionada con vigilar constantemente para controlar a su población con tantas cámaras por todas partes? Nada bueno, sin duda.

¿Quién podría fiarse de una gente que defiende la obligatoriedad de las vacunas, que mantiene un sistema educativo para crear ignorantes funcionales? Lamentablemente no me fiaría ni un pelo de esa gente, ni de los que se hacen llamarse “autoridad” ni de los que les obedecen.

Dicha sociedad catalana es una sociedad disfuncional que se olvidó de lo que significaba el concepto de la palabra “libertad” y que juega a creerse que lo sabe todo, pero que en realidad no tiene ni puñetera idea.

Se creen que una ruptura se puede hacer civilizadamente y que todos van a quedar como amiguitos. Los catalanes son tan ilusos que se han dejado manipular para creer que en su República Catalana podrán atar a sus perros con longanizas, o con fuet, desde el primer día. Están tan alejados de la realidad que son incapaces de comprender que tendrán que sacrificarse y enfrentarse al vacío e inventárselo todo desde cero.

Y se creen que llegarán a eso con manifestaciones, cancioncitas, votaciones teatrales y siguiendo a los mismos políticos corruptos de siempre. Ah, sí, no toquemos a sus políticos, porque serán corruptos, pero son sus corruptos.

En fin, que estos catalanes viven en esta burbuja de despropósitos, creada por su cómoda cotidianidad, y manejados como un rebaño manso al antojo de unos cuantos listillos de patio de colegio, desde el país vecino y desde dentro de ellos mismos.

Venga ya, ¿18 meses más? Repito, ¿están de coña?

Porque estás embarazada o no estás embarazada, te idependizas o no te independizas, pero no te pasas la vida en el limbo del sí pero puede que no. Quien lo hace así es porque en realidad no sabe lo que quiere, y ya le está bien la situación de su cobardica comodidad.

Si te quieres independizar, te independizas ya, y punto. Sin más. Ya lo has hecho. Ahora eres responsable de ti mismo y de tus actos. Y no hay vuelta atrás, le guste a no al resto.

Y yo que pensaba que esto era obvio. En fin, pasemos un (es)tupido velo.