Mi estrategia personal respecto al oro

image

Mi anterior post sobre el oro no podía haberlo escrito en mejor ocasión.

Porque estas últimas horas su “precio” está recibiendo un ataque manipulativo a la baja.

Para que la gente diga: “no compro oro porque es una mala inversión.”

Pues mi estrategia es la siguiente…

Cuando el oro baja, compro.

Cuando el oro sube, compro.

Como ya dije, tener oro no tiene nada que ver con que suba o con que baje su “precio”.

Tiene que ver con que el sistema ponzi de las pensiones está en las últimas.

Tiene que ver con no mantener divisas en los bancos estafadores.

Tiene que ver con no pagar impuestos en el momento de las herencias.

Tiene que ver con que el estado no lo puede controlar.

Tiene que ver con que es aceptado como dinero directamente en todos los países del mundo.

Tiene que ver con no perder poder adquisitivo a medio y largo plazo.

Tiene que ver con no depender de la emisión de la moneda de la mafia monopolista de los banqueros centrales.

Tiene que ver con que quien entienda estos conceptos puede acabar liberándose de la esclavitud financiera.

Así que, si el oro baja o sube, como ya escribí, es absolutamente irrelevante y me da absolutamente igual.