La originalidad ya no es original

Vamos, que, con todo el mundo queriendo ser original porque así lo dice la propaganda de la eterna juventud, hemos llegado a que tanto esforzarse en ser original ya aburre por lo clónico.

Lo nuevo original es no ser original.

¿He sido suficientemente original?

Tuelf points!!! Duz puants!!!