Kien este enzerádo en su ménte pekéña ke no espéde ke los demas tambien lo estémos.