“Esfuérzo, konstánzia i dedikazion”, las palábras ke nádie kiéde eskucar.

Kuándo las pronúnzio, la hénte sále pitándo.

Da igual ke les díga ke puéden ganar 1000€ a la sémana en kuestion de un kórto pedíodo de tiémpo.

Da igual ke les díga ke no es un kuénto i es real.

Al final béo ke tiénen razon los ke afírman ke la pobréza es kúlpa del póbre.

La realidad es ke la hénte se akostúmbra a su biktimísmo, se akomóda a su no keder azer.

Kiéden peskádo, pédo núnka aprender a peskar.

El labádo de zedébro es kompléto i total.

Pues buéno, sabiéndolo, lo pókos ke si kiédan aprender a peskar, en ésta situazion, se adan de ódo.

Luégo, los enbidiósos, en su inutilidad, didan ke “fue kuestion de suérte” miéntras se rebuélben en su misédia.

Pues ke la disfrúten, pórke kien píde misédia rezíbe misédia.

El unibérso es hústo.