Imagina que un día cualquiera un ejército invasor comienza a bombardear tu ciudad.

Así, sin más, con el único motivo de asesinarte por asesinarte.

Y mueren tus padres, tus hijos, tus nietos, tus hermanos, tus abuelos, tus amigos, tus vecinos, tus conocidos, los desconocidos que nunca saludaste.

Y tienes la mala suerte de sobrevivirles.

Imágenes de la “vida normal” en Donetsk…

Alex Thorn (@Black_Bomb):
Donetsk http://pic.twitter.com/wJH94RdBWo

Alex Thorn (@Black_Bomb):
Donetsk http://pic.twitter.com/johrPDE6FQ

Alex Thorn (@Black_Bomb):
Donetsk http://pic.twitter.com/pxtI6foNYi

Alex Thorn (@Black_Bomb):
Donetsk http://pic.twitter.com/yKgV5Zva6k

Alex Thorn (@Black_Bomb):
Donetsk http://pic.twitter.com/dMAf81JWlz

Alex Thorn (@Black_Bomb):
Donetsk http://pic.twitter.com/J1Cm7YDLxl

No, no puedes imaginártelo, claro que no.

¿Quién podría imaginarse una atrocidad así?

Sería inhumano, ¿verdad?