Acabo de ver en la tele rusa como en Ucrania, en la parte que no está directamente en guerra – la zona controlada por Kiev – , la gente hace largas colas en los supermercados y se pelean por su sitio en esas colas para hacer acopio de alimentos porque mañana los precios serán más altos que hoy.

Eso es la hiperinflación.

Mi mujer ya lo sufrió en sus carnes hace 23 años en Ucrania, y sus excompatriotas lo están sufriendo de nuevo.

Es una pesadilla hecha realidad para quienes lo sufren.

El problema es que aquí, en las Españas, la gente no tiene ni puñetera idea de que hay muchas probabilidades de que suframos lo mismo en un futuro muy próximo.

Y luego, hoy han anunciado – en domingo, claro- que ha petado un gran banco austríaco dejando un agujero tan enorme que ni el propio gobierno austríaco puede salvarlo, y siguiendo las nuevas leyes europeas serán sus depositantes y creditores los que pongan la pasta.

http://www.zerohedge.com/news/2015-03-01/spectacular-developments-austria-bail-arrives-after-%E2%82%AC76-billion-bad-bank-capital-hol

Yo, por mi parte, sólo espero que mi plan para salvar a mi familia se cumpla a tiempo.

Por los demás, lo siento mucho, pero no he podido hacer más que avisar y poner a disposición de los demás lo que estoy haciendo personalmente.

Quizás en el futuro, si hay un futuro, me quede la amargura de que pude haber hecho más, pero las cosas son como están siendo.

En ningún caso quiero parecer negativista, creo que sencillamente soy realista con lo que nos está cayendo.

Sin duda, estos tiempos son como son porque permitimos que sean así.