«Las reglas de las grandes empresas: Consigue un monopolio; que la sociedad trabaje para ti. Mientras veamos a todos los revolucionarios internacionales y a todos los capitalistas internacionales como enemigos implacables el uno del otro, entonces nos perderemos un punto crucial… una asociación entre el capitalismo monopolista internacional y el socialismo revolucionario internacional es por su mutuo beneficio.»

Frederick C. Howe en su libro «Confesiones de un monopolista» (1906)