“Los pueblos, gobiernos y economías de todas las naciones deben servir a las necesidades de los bancos y corporaciones multinacionales. (La Constitución es) inadecuada… el viejo marco de política internacional, con su esfera de influencia… la ficción de soberanía… claramente ya no es compatible con la realidad… ”

Zbigniew Brzezinski en su libro “Entre dos eras – el rol de EE.UU. en la era tecnotrónica”.