“Algunos incluso creen que somos parte de un cabal secreto que trabaja contra el mejor interés de los Estados Unidos caracterizando a mi familia y a mí como ‘internacionalistas’ que conspiramos con otros de todo el mundo para construir una estructura política y económica global – un mundo, si se quiere. Si ésa es la acusación, me declaro culpable, y estoy orgulloso de ello.”

David Rockefeller, en la página 405 de sus memorias.