Considero musicalmente el himno de Rusia, que es el mismo de la antigua URSS pero con la letra cambiada, como uno de los que más me gustan.

Sin embargo, esta interpretación por una orquesta egipcia, hecha la semana pasada ante el mismísimo Putin, es una de las más desafinadas que he escuchado jamás.

Para los rusos aprender música desde niños es muy importante, y aquí podemos ver como Putin aguanta su compostura por educación, porque cualquier otro se hubiera sentido insultado en su vena patriótica y se hubiera largado con viento fresco.

Es que es indescriptible lo mal que lo tocan, sin exagerar ni un ápice …

Un comentario sobre “

  1. Caballero, hasta que se digna a dejar abierta la caja de comentarios.

    Aprovecho para agradecer sus vídeos, en ellos he aprendido bastantes cosas. Un saludo.

Los comentarios están cerrados.