Sube una mujer y va repartiendo ” buenos días por doquier”.

Dice con resignación, “¿qué tal el fin de semana? Corto, ¿verdad? ¡Y cada vez más!”

Y me viene una pena por esas vidas que se dejan avasallar por el engranaje de esta mátrix, y creen que las cosas no pueden ser de otra manera.

image