Si alguien repasa mis vídeos antiguos en youtube se encontrará con mis avisos sobre tener cuidado en el momento que aparezca un “líder indiscutible” que arrastre a la gente.

Porque justo eso es lo que ocurrió en los años 30 del siglo pasado, y se plasmó en marzo de 1933 cuando fueron “elegidos” Adolf Hitler en Alemania y Franklin Delano Roosevelt en EE.UU., ambos colocados y financiados en sus puestos por Wall Street.

Y ese momento ha llegado de nuevo a Europa, y lo podemos comprobar perfectamente en Grecia y en España con esos partidos que “quieren cambiar las cosas desde dentro”.

El plan funciona tal como estaba previsto, y mi advertencia sólo es un grito ahogado por el vocerío de los zombis, o mejor dicho, de las ratitas embelesadas por la música de los flautistas de Hammelin que están dirigiéndolas sin remedio al río para ahogarlas.

Espero que este escrito perdure para cuando ocurra, pero no me relameré en el “Os lo dije”, al contrario, me entristeceré por esta nueva victoria de la estupidez y la ignorancia.

2 comentarios en “

  1. A mí también me suena a una nueva versión de ‘La granja de los animales’, aunque esta vez como que tengo algo de esperanza…

    Me gusta

    1. La esperanza fue el único mal que no salió de la jarra – no era una caja – de Pandora. Con esto quiero decir que nuestro destino depende de nosotros mismos. Ésa es mi experiencia, y por eso insisto tanto en ello.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.