Pues me temo que si la cosa sigue igual hoy no va a haber podcast.

Lo tengo preparado pero el ambiente de mi casa no me permite grabarlo.

Tengo que admitir que los dos meses que estuvo Olga en el hospital y mi abuela con sus irresponsables hijos me fue de maravilla.

Y no es que quiero que a Olga le pase nada, claro, pero mi abuela es de esos seres que crea malestar con su sola presencia (por eso sus hijos se pelean por no tenerla).

Así que parece que volvemos a las andadas, y tras una pequeña temporada tranquilo y libre para crear, vuelven los obstáculos.

Qué ganas tengo de sacar a mi familia de aquí y que sus hijos se subasten a su madre.

Para lograrlo tengo que concentrarme por completo en Karatbars y atraer la liquidez necesaria.

Tengo que enfocarme en lo que es importante ahora.

¡¡¡Elijo salir adelante!!!