Hoy ha sido el día de la Luna de nuevo en este círculo sin fin que llaman semanas.

Y se ha pasado todo el día lloviendo, aunque intermitentemente, y continúa ahora.

Es algo ya casi histórico pues hacía muuuucho que no ocurría.

Y he pasado el día de un lado a otro en situaciones mundanas.

Y así, escribo esto para no romper mi ritmo de publicar algo nuevo al día, aunque no sea destacable.

En unas horas la luz tornará, y Olga llevará ya 20 días ingresada.