He vuelto a cometer el fallo de entrar en meneame para volver a comprobar que allí viven los más manipulados del lugar. Bobos.

Para lo único que sirve meneame es para atraer visitantes a tu web, lo que allí llaman “debate” sólo es una lucha de falacias.

Una vez hice el juego de seguir un vídeo de Ricardo Galli en el que se reía de Haarp y de los que lo denunciaban, hice un artículo de parodia que… ¡años después descubrí que se acercaba más a la verdad de lo que me había imaginado!

Haarp es verdad – aunque ahora desfasado tecnológicamente -, los chemtrails son un ataque diario en nuestros cielos y la élite provoca terremotos como chantaje a países.

Eso es lo que está realmente pasando.

Y así, me di cuenta de que Galli y compañía o eran unos desinformadores del CNI, lo más probable, o unos pobres desinformados incapaces de aceptar que no lo son por su orgullo.

Así que desde entonces paso absolutamente de perder mi tiempo en meneame y sus webs colindantes.

Hoy hace siete años que pasé mi último día en Ucrania.

Coincidió con las celebraciones del día de la independencia y hubieron bailes vestidos con sus trajes típicos del lugar, tal como capté en esta imagen.