Atención a este hecho que demuestra claramente lo que está ocurriendo en el este de lo que era Ucrania:

“Interesante. Mientras las fuerzas ucranianas comprueban la base pro-rusa se escucha en el fondo a un traductor al inglés”

Russian Market (@russian_market):
Interesting thing. As Ukrainian forces check the pro-Russian base you hear in background English translator. http://youtu.be/47u6Sgmrwzk

Es decir, ¿qué necesidad tendrían en el “ejército ucraniano” de traductores al inglés?

Desde el principio del ataque militar del régimen ilegítimo de Kiev, los testimonios de los lugareños hablan de extranjeros entre las fuerzas atacantes, es decir, mercenarios.

¿Recordamos la noticia de un medio alemán de que habían detectado que Academi, la antigua Blackwater, estaba actuando en Ucrania?

Todo concuerda, ningún medio oficialista occidental está contando lo que de verdad está ocurriendo, como ya nos tienen acostumbrados.

Estaba pensando…

¿Cuántos de nosotros no somos consumistas porque, sencillamente, no tenemos dinero para poder serlo?

Ya se sabe, “Quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra”.

A ver…

He crecido comprando solamente según mis necesidades, pero, ¿quién me dice que cuando tenga dinero no “necesite” un Rolls Royce, o una mansión de 3000 metros cuadrados, o un súper yate?

Como decía Marx: ” Hijo mío, este mundo está lleno de pequeñas necesidades, como un pequeño yate, una pequeña mansión…” Marx, Groucho, por supuesto.

Pues eso, ¿cuántos de nuestros “principios” han sido inducidos por las circunstancias para acomodarnos a unos límites externos?

Como también dijo Marx: “Estos son mis principios, pero si no le gustan, tengo otros.”

El experimento del bot de twitter continúa dando sus frutos.

En este momento, @Manujoz, y en un mes, tiene ya 108 seguidores tan sólo repitiendo automáticamente tuits de otros en un 99%, y siguiendo a gente al azar. Incluso está recibiendo menciones, que no responde.

Para comparar, la cuenta @CronicasSub, en la que comparto las noticias y las publicaciones de mi blog Crónicas Subterráneas y la promociono en dicho blog, y que ya tiene un par de años, sólo tiene 98 seguidores.

Primeras conclusiones:

– Esforzarse no vale la pena.
– A la gente le da igual si sigue a un bot o no, y no se para a comprobarlo.
– La estupidez es lo auténticamente importante.

Sigo el experimento durante un tiempo más.

Porno, ésa es la clave del éxito en internet, no las noticias alternativas.

Dentro de poco hará un año, un chico de unos treinta y pocos años me contactó porque me conocía por mis vídeos de youtube.

Me contó que se había hecho millonario gracias a páginas porno de internet y quería que le ayudara a proteger su patrimonio.

Hice lo que pude, le recomendé oro y plata, terrenos, paraísos fiscales, etc.

Luego me dijo que le dijera una idea de negocio, que me la financiaba sin problemas.

Le conté que mi idea es crear un medio alternativo fuerte para contar a la gente lo que los medios de masas ocultan.

Me dijo que eso no funcionaría y que le contara otra idea de negocio, algo en la que se vendiera algo tangible, que si dejaba lo que estaba haciendo y me dedicaba a ese negocio lograría que se me acabaran mis problemas económicos para siempre.

Un amigo que estaba conmigo en ese momento me dijo que no fuera tonto y aceptara.

Pero yo le respondí que mi idea era crear un medio alternativo fuerte, bien financiado, como el Infowars de Alex Jones.

Así que no llegamos a un acuerdo, porque por mi parte no iba a abandonar el difundir las noticias que nos ocultan en los grandes medios. Es más, ¿estaba su propuesta especialmente dirigida para apartarme de lo que hago?

Hoy he anunciado que cerraré Crónicas Subterráneas este próximo 31 de diciembre porque no he logrado conseguir el dinero suficiente para mantener mi trabajo en condiciones.

Podría seguir hasta el fin de los tiempos compartiendo noticias, escribiendo posts y haciendo vídeos y tomando fotos con mi viejo móvil, y que todo siguiera “normal”, al fin y al cabo, si no lo explicara, ¿quién se va a enterar del trabajo que hay detrás de un blog?

Sin embargo, me he hartado de este agujero que es esta “normalidad”, y ya es hora de hundir el barco si no se mantiene a flote en condiciones.

Pero eso sí, me hundo con el barco como buen capitán, no lo abandoné porque me ofrecieron dirigir un bonito yate.

Ya se sabe, según la “sabiduría popular” es un ejemplo más de hacer el tonto.