Patricia, 26 años, divorciada y con un niño de 7 años.

Hace unos meses tenía tres trabajos: de auxiliar en una clínica dental, limpiaba casas y los fines de semana era camarera.

No llegaba nunca a fin de mes y tenía problemas para alimentar a su hijo.

Hoy todos esos problemas económicos han quedado atrás gracias a Karatbars.

image

Los milagros ocurren, sólo somos nosotros los que tenemos que darnos una oportunidad a nosotros mismos para que ocurran.

La parte del trayecto entre Tarragona y Valencia es por carretera.

Voy con Roberto y tres compañeros más, distribuidores de Karatbars.

Hemos parado en un Autogill, cerca de Castellón, para comer.

image

En la estación de Sant Vicenç de Calders, parece ser que la policía ha retenido a una persona de apariencia africana.

image