Contra las mentiras de los medios oficialistas occidentales de masas sólo se puede luchar con la verdad de la realidad.

Dichos medios de propaganda se están quejando de la contraofensiva propagandista mediática rusa.

Y eso es así porque todo ladrón ve en todas partes a gente de su condición.

Aunque es cierto.

Lo que pasa que tras tantas décadas de construir mentiras, los medios occidentales se lo han puesto en bandeja al Kremlin.

Los rusos no tienen más que emitir la realidad y no inventarse nada para crear su propaganda que contrarresta a la propaganda occidental.

Por ejemplo, mientras los medios occidentales ocultan los bombardeos en Slaviansk, Ucrania, los rusos no tienen más que mostrarlos.

Entonces, la contrainformación occidental contraataca desprestigiando a los que reproducen la información rusa diciendo que son pro-gobierno autoritario de Putin.

Y es cierto que el gobierno de Putin es autoritario y no hay una auténtica democracia en Rusia, pero igual de cierto se puede decir de EEUU y la UE.

La diferencia está en que en estos momentos podemos ver lo que nos ocultan en occidente a través de los medios rusos, y eso es algo que no podemos dejar pasar.

Pese a lo que digan muchas cabezas huecas, no somos pro-rusos, somos pro-realidad, y así es como están las cosas.