¿PODEMOS?

La clave está en el pasado…