El dinero no debería ser un problema para nadie.

Al fin y al cabo, el dinero no existe en la naturaleza, es algo que nos hemos inventado, es una idea.

Cuando se dice: “¿es que crees que el dinero crece en los árboles?”, si fuera así, entoces el dinero sí tendría un valor propio.

Pero al ser un invento nuestro, al poder fabricar todo el dinero que nos dé la gana, el dinero no tendría que ser importante.

Sin embargo, todos los días, TODOS, miles de personas mueren por causa del dinero, por exceso o por defecto.

¿Hasta cuándo va a continuar esta estupidez humana?

Pero, puesto que esta estupidez humana parece que no va a cambiar de un día para otro, es irrealista no pensar en cómo conseguir dinero.

Conseguir dinero de una manera que perjudique lo menos posible a las otras personas, y de manera suficiente como para poder vivir en esta sociedad, y emplear el sobrante en mejorarla.

Precisamente, hace unos días acabé un libro no muy largo escrito en 1909 por un tal Wallace D. Wattles titulado “La Ciencia de Hacerse Rico”.

La verdad es que me ha sorprendido positivamente, he aquí un párrafo que he traducido del original en inglés:

Hay una materia pensante de la cual todas las cosas están hechas, y la cual, en su estado original, impregna, penetra, y llena los interespacios del universo.

Un pensamiento, en esta substancia, produce la cosa que se imagina con el pensamiento.

El hombre puede formar cosas en su pensamiento, al imprimir su pensamiento en la substancia sin forma puede causar la creación de la cosa sobre la que piensa.

Está claro que ya en 1909 este escritor conocía lo que ahora se llama la “Ley de Atracción” o “El Secreto”.

El caso es que he llegado a la conclusión de que no podemos seguir permitiendo que el dinero esté en manos de irresponsables psicópatas sin piedad.

Que unos tengan mucho dinero para ordenar la muerte de otros mientras que la gente buena apenas tiene para poder mantenerse es algo que hay que parar.

No sólo hay que hacer que el miedo cambie de bando sino que hay que hacer que el dinero cambie de bando.

El escritor Robert Kiyosaki dice que una de las razones principales por la que persiste la pobreza es porque en las escuelas no se explica cómo funciona el sistema financiero realmente.

Si no has leído su libro “Padre Rico, Padre Pobre” deberías, es fácil de encontrar en la red edonkey por ejemplo.

Tenemos por la parte negativa a gente con tiempo libre que planea en nuestra contra, mientras que por el lado positivo la gente tiene que “perder” su tiempo trabajando por un plato de lentejas.

¿Ves la diferencia?

Sin financiación no hay acción.

El hecho es que la mayoría de la población obedece ciegamente al dinero.

Para contrarrestar esto hay dos acciones a realizar:

1.- Enseñar la verdadera esencia del dinero, qué es y cómo funciona.
2.- Que los que lo obedecen ciegamente, mientras ignoren el punto 1, al menos lo hagan por algo positivo.

Soy consciente de que para muchas personas el dinero es un tabú, pero es un tabú aprendido que no nos queda más remedio que desaprender.

Porque la pobreza no desaparecerá repartiendo la riqueza, sinó multiplicando la riqueza; y un pobre no puede ayudar a otro pobre a salir de la pobreza.

Es por ello que la élite económica se inventó el socialismo y el comunismo: para mantener su status quo teniendo a las masas entretenidas con ideas equivocadas.

Si no me crees, busca información sobre quiénes formaban parte de la “Sociedad Fabiana”, por ejemplo.

Por ello, las cosas son como son, y el dinero es un arma poderosa que se está usando contra la mayoría de la población.

Seamos conscientes de ello y comencemos a actuar en consecuencia.

El futuro nos espera.

Un comentario sobre “

Los comentarios están cerrados.