image

No sé si te habrás fijado, pero wordpress infla el número de seguidores de los blogs.

Hace unos días, antes de desconectar este antiblog de twitter y facebook, las estadísticas mostraban más de 3300 seguidores, y en cambio, ahora, sólo muestran 60.

¿Cómo es eso?, te preguntarás.

Pues porque wordpress sumaba los seguidores de twitter, facebook, tumblr y por correo electrónico.

Curiosamente, no suma los de google+.

Y ahora los 60 seguidores que quedan son los 17 que tengo en tumblr y los 43 que estáis subscritos a este antiblog.

Pero para mí el auténtico tesoro sois los 43 que recibís las notificaciones por correo.

¿Por qué?

Pues porque cuando nos apuntamos a recibir las notificaciones de las actualizaciones por correo, eso quiere decir que nos importa lo suficiente ese blog como para tenerlo en nuestra bandeja de entrada.

Es lo que a mí me pasa, por ejemplo, cuando me subscribo a un blog.

Y eso es un honor que cualquier bloguero aprecia más que nada en este mundo: recibir la confianza de las personas que eligen su blog como lectura personal.

Así que mis experimentos con las redes no han sido caprichosos.

Era una forma de separar el grano de la paja.

Y, por supuesto, me quedo con el grano.

Muchas gracias por estar ahí, seguimos adelante.

Le tengo manía a facebook.

No me gusta.

El mismo día de abril del 2009 me apunté a twitter y a facebook para ver qué era eso de “las redes sociales”.

Twitter me encantó por su sencillez y porque no se sabe cuándo se está en línea si no publicas.

Facebook me desagradó por justo lo contrario.

Mientras que en twitter puedo usar un cliente a mi elección, en facebook me siento atrapado en su interfaz.

Además, no me gustan las interrupciones de los chats, y en facebook eso es justo lo que sucede.

Es por eso también que no soy un fan de skype ni de los teléfonos, donde es aún peor porque las llamadas son de voz.

Y es por eso que me gusta la asincronía y la tranquilidad de twitter y del correo electrónico.

Un tiempo después me borré de facebook.

Es decir, intenté borrarme, incluso siguiendo una guía para “borrarse definitivamente”.

Pero al volver a apuntarme, al cambiar de idea y así tener como mínimo un perfil, comprobé que facebook todavía mantenía mis datos antiguos.

Así que ya sabes, para contactarme, no me envíes un mensaje por facebook.

Bueno, ni tampoco por skype, y el móvil lo suelo tener desconectado.

Un estudio demuestra que EEUU es una oligarquía y no una democracia.

Vaya, qué listos, ¿cómo se habrán dado cuenta de lo obvio?

Pues ha sido en la “prestigiosa” universidad de Princeton.

¿Será que al establisment ya no le importa que la “gente normal” lo sepa?

En el estudio demuestran que cuando los intereses de la mayoría están enfrentados a los de la minoría rica, la mayoría suele perder.

Las élites económicas y los lobbies corporativos tienen una gran influencia sobre la política del gobierno estadounidense, mientras que la presión del resto de la ciudadanía apenas se nota.

Además, hay dos sistemas judiciales, uno para las élites y otro para el resto.

Es por eso que el jefe del departamento de economía de otra universidad, la George Mason, afirma que los políticos no es que sean prostitutas, es que son los chulos que venden sus servicios al más alto pagador.

¿Y en España?

Como colonia estadounidense, ¿necesitamos también un estudio para darnos cuenta de lo obvio?

It’s Official: America is an Oligarchy and NOT a Democracy Washington’s Blog
http://www.washingtonsblog.com/2014/04/oligarchy.html