image

7 razones por las que los gatos dominan internet.

El título de un post es su parte más importante.

Las 89065 palabras posteriores (poco apróximadamnte) no tienen realmente ninguna importancia.

Luego, si pones una foto de un lindo gatito, es que tienes ya a los lectores comiendo de tu mano.

Pero como en este antiblog no pongo título para hacer la contraria y auto hacerme la puñeta, un pequeño truco es la primera frase.

Al compartir en las redes sociales, la primera frase es como el título: el gancho para que el incauto haga click y venga a visitar este lugar para minorías muy minoritarias.

Luego, hay que cumplir lo que promete el título, o en este caso, la primera frase, no vaya a ser que el lector sospeche que le dan gato por liebre.

Y es que en este post es justo eso lo que el lector va a recibir: gatos.

Porque las liebres, por muy majas que sean, no atraen lectores.

Vamos pues con los gatos…

Hace poco se han cumplido los 25 años de internet, y su creador, del cual no recuerdo su nombre, dió una conferencia en la que se declaró sorprendido del éxito de los lindos gatitos en la red.

Pero como en esta mátrix de mundo todo tiene explicación, aquí vamos a poner 7 razones.

Siete como las siete vidas de un gato.

Veamos…

1. Los gatos son los dueños de los humanos. No lo digo yo, lo vi en un episodio de dibujos animados de Garfield.

2. Los gatos arañan. Y es mejor que les hagas caso cuando te piden que publiques su foto en la red.

3. Los gatos son egocéntricos y vanidosos. Supongo que ya los habrás visto lamerse y lamerse y lamerse.

4. Los gatos dominan las artes arcanas de la brujería. Y es mejor no contradecirles si no quieres acabar como ingrediente en la marmita.

5. Los gatos son monos los mires por donde los mires. Nunca he visto un gato repulsivo en mi existencia.

6. Los gatos nos hipnotizan. Vemos sus fotos y nos quedamos embobados delante de la pantalla sin forma de poder escapar.

7. Los gatos crearon internet. Sí, ése que dice que inventó internet es un impostor que fue colocado ahí por la Sociedad Secreta Gatuna.

Y aquí es donde ya sabes el mayor secreto de internet: pon un gato en tu espacio virtual, y siéntate a recoger los frutos.

Ah, ahora es cuando le das a «me gusta» a este post y lo compartes.

Si no lo haces, se lo diré a mi gato y no le gustará nada de nada.

Allá tú.

¿Conoces la historia de la rana que no pudo salvarse a sí misma porque nunca se dió cuenta de lo que le estaba pasando?

La metieron en una cazuela llena de agua fría, que gradualmente se fue calentando hasta que finalmente alcanzó el punto de ebullición y entonces ya estaba muerta.

Entonces, apliquemos esta historia a lo que está pasando ahora mismo, justo aquí y en este momento.

Somos la rana, y ni tan siquiera nos daremos cuenta de que será demasiado tarde, porque ya lo habrá sido.

Cuaderno de bitácora, fecha estelar 0410103.

Estamos, mi familia y yo, en un restaurante famoso por su comida basura.

Los niños disfrutan en un recinto cerrado preparado para correr, saltar y escalar.

Bebemos bebidas azucaradas de ingredientes secretos, y comemos hamburguesas prensadas de carne indistinguible, preparadas por malvadas multinacionales de la élite que malpagan a sus trabajadores.

Oh, qué gran culpabilidad acecha nuestras mentes… burp… eso 😛

¡Venga ya!

Hago un vídeo vital con la solución a cómo contrarrestar el sistema esclavizante en el que estamos y…

¿Sólo lo ven 171 en un día?

¡Venga ya!

De verdad, me voy a dedicar a hacer vídeos de cómo teñirse el pelo de rosa y qué pintauñas es más bonito… grrr!

Hala, aquí lo dejo también 😛