Escribo estas líneas para no dejar de escribir un día en este antiblog.

Hoy he tenido un día realmente entretenido con los primeros pasos hacia la salida del túnel.

Es la hora para mí de dejar atrás esta precariedad y comenzar a girar el rumbo hacia nuevos lares.

Vuelvo a estar en época de cambios y esta vez espero que para mejor.

Ése es mi deseo.