Han acabado con Ucrania.

Eso es lo que parecen indicar los acontecimientos de esta mañana.

El este y el sur han recogido el “orden constitucional”.

El oeste va por su cuenta.

Todo apunta a un reparto del botín entre Rusia y Occidente.

Yulia Tymoshenko ha sido liberada, y un colaborador suyo ha asumido la presidencia del parlamento.

Mientras, el presidente Víktor Yanukóvich ha estado desaparecido, pero la agencia Ria Novosti dice que lo tienen localizado.

En un tono personal, ahora a ver mis suegros de qué estado son mañana.

Hoy, al despertarse, eran ucranianos.