Si quieres que tu mensaje perdure, escríbelo en tablillas de arcilla.

¿Lo he escrito antes esto?

Pero si quieres que tu mensaje sea efímero, escríbelo en la red.

Un día todo este tinglado dejará de funcionar, y cual biblioteca gigante de Alejandría, todo este conocimiento desaparecerá.

O al menos, el conocimiento, los datos serán borrados cuando se desenchufe la red.

En todo caso, nunca olvidemos que el conocimiento no es sabiduría.

La sabiduría se obtiene al relacionar y reflexionar, al conectar los puntos del conocimiento.

Cualquier loro sabe repetir palabras, pero se necesita un humano para construir oraciones complejas.

Rápido, coge martillo y cincel, y comienza a gravar en piedra tus ideas.

Porque los seres del mañana es muy posible que nunca sepan lo que hoy son estos bits de palabras.

Hay que agradecer al gobierno español que haya vuelto a despertar a la red.

Estábamos aletargados con un muermo encima que no sabíamos cómo quitárnoslo.

Pero esta nueva desfachatez de la LPI ha sido el impulso necesario.

Y esta vez con la experiencia para no repetir los errores del pasado.

3

2

1

¡BUUUUUUM!

Mi objetivo no es derribar las leyes injustas, porque hacerlo mantendría el sistema intacto.

Mi objetivo no es derrocar ni cambiar el sistema, porque es demasiado fuerte y mi derrota es segura.

Mi objetivo es construir un nuevo camino por el que podamos transitar, y podamos desarrollar nuestras capacidades para vivir libremente.

Para ello, mis recursos son muy escasos.

Para ello, mi tiempo es muy limitado.

Y puedo recorrer este viaje solo, aunque mejor acompañado.

Por supuesto, es una tarea ardua y no exenta de sacrificios.

Un sinfín de grandes y pequeñas derrotas desalentadoras.

Y es posible que gaste esta vida y nunca lo consiga.

Pero teniendo claro el objetivo en la mente, nunca podrán desviarme del sinuoso sendero por lo desconocido.