Lo que los monóglotas tienen que saber y aceptar es que el único idioma que hablan ni es el mejor ni es el idioma más bello del mundo.

Y hablo por experiencia porque soy trilingüe, aunque puedo leer textos en unos cuantos idiomas más.

Los idiomas no son más que vehículos de comunicación, y todos tienen como objetivo expresar nuestra visión de las cosas, expresar la realidad que nos rodea.

Dan igual las supuestas diferencias culturales, dan igual los diferentes sonidos con los que pronunciemos los conceptos, es igual cómo construyamos la gramática.

No hay estupidez humana más grande que discutir sobre si un idioma es mejor que otro, porque es absurdo.

Igualmente, para aquéllos que tienen voluntad de entenderse la diferencia de idiomas no es ningún obstáculo.

Al igual que para los que no tienen voluntad de entenderse, hablar el mismo idioma no es barrera para discutir.

Por ello, rompamos con esta intransigencia de imponer unos idiomas sobre otros, esta situación absurda de los idiomas oficiales, esta preocupación por “defender nuestro idioma”.

Dejemos de despreciar a los que “no hablan nuestro idioma”, porque nos estamos perdiendo sus visiones enriquecedoras de este mundo.

Sin duda, es otra más de las diferencias arbitrarias que nos enseñan desde niños para que no podamos disfrutar de nuestra propia humanidad.

image

La situación especulativa de bitcoin en este momento es de escándalo.

Como se ve en la imagen, su precio está a $651,80 en el intercambiador Bitstamp y a $273,70 en Mt.Gox.

No hay que ser un lince para darse cuenta de que quien conpre bitcoins en MtGox y los venda en Bitstamp está llevándose casi $400 de beneficio limpios.

Lo lamento por MtGox pero deberían poner fin ya a su agonía.

El banquero que se “suicidó” tirándose desde el edificio de JP Morgan en Londres había enviado un correo electrónico a su novia diciéndole que en breve se encontrarían.

Extraño, ¿no?

Otro de los banqueros “suicidados” tenía heridas de una “nail gun” en la espalda y en la cabeza.

Un poco difícil para suicidarse así, ¿no?

Además, hay un periodista investigador del Wall Street Journal que lleva días desaparecido.

En el siguiente artículo, en inglés, se da un repaso a todas estas extrañas circunstancias que están ocurriendo en las altas esferas financieras, y al unir los puntos nos damos cuenta de que algo gordo, muy gordo está llegando.

Siguiendo los cuerpos: “Estamos ante el precipicio de algo tan grande, que estremecerá al mundo financiero”

Following the Bodies: “We Are at the Precipice of Something So Big, It Will shake the Financial World”

https://www.shtfplan.com/headline-news/following-the-bodies-we-are-at-the-precipice-of-something-so-big-it-will-shake-the-financial-world_02152014