Es curioso como hay quienes se enfadan cuando se les presenta un asunto que por cualquier motivo no entra en sus límites establecidos.

Son incapaces de mantener una reacción calmada y saltan a la yugular.

Sin ningún argumento, niegan el asunto por sistema.

Da igual si el asunto es real o no.

El hecho es que son incapaces de plantearse que puede haber otra forma de ver las cosas.

Y si pensaran un poquito se darían cuenta de que pueden ahorrarse a sí mismos y a los demás la estúpida escena del berrinche.

View on Path