Oficialmente ultrapobres

Hay gente que se dedica en la red a vigilar la vida de los demás. Así que, ¿por qué no facilitarles su labor diciendoles las cosas claramente?

Al fin y al cabo, todas y cada una de nuestras palabras servirán para que las usen en contra nuestra en algún momento.

En algunos países incluso han servido para acusar con el resultado de la pena de muerte.

Bueno, no hay nada como alejarse del tema.

Pues señores aprendices de biógrafo, que sepáis que hoy hemos ido a buscar el primer carro con comida caritativa.

La asistenta social nos dijo: “no hay ningún mal en aceptar que se necesita ayuda.”

Mis hijos tienen con qué comer, es lo único importante.

Ya somos oficialmente ultrapobres.

09/07/2012 en mi antiguo blog.