Nada de ser social, la máxima sencillez

No voy a conectar este blog automáticamente con twitterfeed como hago con los demás. Ni voy a compartir los posts en las redes.

Si alguien desea leer este blog tendrá que llegar por casualidad en una búsqueda o porque se subscribió después al rss o a recibir los posts por email.

Si alguien quiere encontrarme, seguro que lo hará. Los buscadores me indexan.

He desactivado los botones de compartición. Voy a bloguear como si fuera la época anterior a las redes sociales.

Además, en el feed del RSS sólo he puesto “compartir por email”.

Tampoco voy a enlazar con mis otros blogs.

He diseñado este blog lo más sencillo posible. Sin colorines, sin enlaces externos, sin anuncios que dirijan la atención a otro lado.

Más adelantes añadiré alguna página fija, pero nada más.

A ver qué ocurre.

A ver qué pasa.

09/07/2012 en mi antiguo blog

Despierto

Siete cincuentayséis de la mañana.

Despierto.

Activo la wifi de mi Android.

Publico la foto diaria en mi diario de un instagramer.

Me pongo a escribir este post en el que digo que…

Despierto.

09/07/2012 en mi antiguo blog

Oficialmente ultrapobres

Hay gente que se dedica en la red a vigilar la vida de los demás. Así que, ¿por qué no facilitarles su labor diciendoles las cosas claramente?

Al fin y al cabo, todas y cada una de nuestras palabras servirán para que las usen en contra nuestra en algún momento.

En algunos países incluso han servido para acusar con el resultado de la pena de muerte.

Bueno, no hay nada como alejarse del tema.

Pues señores aprendices de biógrafo, que sepáis que hoy hemos ido a buscar el primer carro con comida caritativa.

La asistenta social nos dijo: “no hay ningún mal en aceptar que se necesita ayuda.”

Mis hijos tienen con qué comer, es lo único importante.

Ya somos oficialmente ultrapobres.

09/07/2012 en mi antiguo blog.