Cuando el New York Times denunció que EEUU estaba usando armas de modificación climática

La manipulación del tiempo climático durante la Guerra de Vietnam fue el primer uso confirmado de guerra meteorológica.

El titular dice: “Hacer lluvia es usado como arma por EE.UU.

Bueno, ya se sabe, los troles de los gobiernos dicen cosas como: “soy piloto de avión y eso de modificar el clima no se puede hacer. Si fuera verdad, lo sabría.

Sí, claro.

La modificación artificial del clima es un asunto tan antiguo que no merece la pena ya ni discutirlo ni intentar convencer a nadie.

Es un hecho científico real, y punto.

Barcelona atontada

Estúpida campaña en el metro de Barcelona

Recuerdo hace diez años, cuando todavía vivía en Barcelona, ver a un funcionario abriendo bolsas de basura fuera de los contenedores para averiguar qué vecino las había colocado fuera de su sitio.

Además, colocaba pegatinas en las bolsas para mostrar el acto de incivismo.

Bueno, hoy en día, en Sant Boi, también colocan pegatinas si encuentran muebles fuera del horario de recogida.

Y amenazan con multas, claro.

Gilipolleces del PSC de hace diez años en Barcelona, gilipolleces del PSC de Sant Boi hoy.

Es una pena que Barcelona sea una ciudad en la que el lavado de cerebro es casi total en gran parte de su población. 

Incluso es demasiado fácil para los manipuladores.
Está claro que la inteligencia está ausente en una ciudad donde su población se manifiesta a favor de la llegada de refugiados.
Porque sabemos que no son refugiados, son otra cosa; pero la población de Barcelona sólo quiere saber lo que sus líderes les cuentan.

Está claro que la inteligencia está ausente en una ciudad que defiende a okupas y a topmantas, y criminaliza a los propietarios y comercios.
Cada día el ayuntamiento está destruyendo el valor de Barcelona.

Pero ese siempre ha sido su plan bolivariano.

Está clara la falta de inteligencia en una ciudad en la que su población se presenta voluntaria para cualquier gilipollez, colectiva como los Juegos Olímpicos de 1992.
Unos años antes, cuando comenzó la estupidez del voluntariado, yo tenía 16 o 17 años, me negué a presentarme porque pensé que no iba a trabajar gratis para los que se iban a llenar sus bolsillos de millones de pesetas.

Creo que fui de los muy pocos de mi clase en el instituto de bachillerato.

Barcelona es una ciudad en la que manipular a la población es tan fácil que incluso lo pueden hacer los zombis de Podemos.
Por ejemplo, esa campaña del “karma, todo vuelve” en el metro de Barcelona es de un nivel intelectual tan bajo que da vergüenza ajena.
Barcelona, Barcelona, la ciudad en la que me tocó nacer, me temo que ya no te queda remedio.

Su población ha sido atontada por completo.

¿Dónde están las imágenes del atropello?

En la granja hay animales más iguales que otros; la reina de Inglaterra no tiene pasaporte, por ejemplo.

En 1980, Juan Carlos I, Rey de España apuntado a dedo por Francisco Franco parecía que no iba a durar mucho en el trono. Pero un aparente golpe de estado lo convirtió en el salvador de la democracia. Incluso los republicanos decían que eran juancarlistas.

Allá en los ’90 del pasado siglo hubo un candidato gris que parecía que nunca llegaría a ser Presidente de España. Pero le pusieron una bomba bajo su coche blindado – atribuída a ETA, claro – sobrevivió y se ganó las simpatías de la plebe. Era 1996 y el candidato, José María Aznar. Éste puso los pilares para lo que luego sería la “Burbuja Inmobiliaria” y apoyó la Segunda Guerra de Irak.

En 2004, todo indicaba que Aznar volvería a ganar las elecciones. Pero dos días antes de la fecha electoral hubo un enorme atentado yihadista en la estación de Atocha en Madrid, y los resultados pusieron a José Luis Rodríguez Zapatero como Presidente, y se abrió la veda para destruir a la familia, tal como planeó el globalismo.

En 2017 todo parecía que Catalunya se iba a separar de España, pero otro atentado yihadista, ahora en la capital rebelde, Barcelona, hizo que se apelara a la unidad de España para luchar contra la amenaza internacional.


¿Dónde están las imágenes del atropello de Barcelona? 

Con centenares de cámara por nuestra seguridad, ¿dónde están?

Tienen que ser en color y con detalles. 

¿Es que no coinciden con la versión oficial?
Vaya.

Proteger la imagen de las víctimas es una excusa barata. 

¿Recordamos que la imagen preparada y artificial del niño sirio muerto en la playa no se protegió?
Era necesario para el discurso victimista a favor de los falsos refugiados.

Luego, por supuesto que hay que grabar antes que ayudar

El testimonio de las cámaras es fundamental para derribar la narrativa gubernamental.

Este Gladio 2.0 hay que exponerlo en directo, ahora, y no esperar 50 años para que nos lo confirmen a escondidas como un rumor del pasado.
Pero la narrativa oficialista ha repetido por pasiva y por activa que las imágenes entorpecerían la investigación.

Las autoridades siguen pensando que estamos en el siglo XX y que pueden colarnos sus manipulaciones. 

Se les acabó el chollo a estos parásitos.
Por supuesto, pueden hacer que la libertad de expresión sea legal o ilegal como les venga en gana.

Sus leyes son papel mojado sin valor.
La Libertad es intrínseca al individuo y no se puede dar ni quitar mediante regulaciones irrelevantes. 

El poder es una completa farsa.
Cuantos más individuos rompamos las cadenas de la obediencia, menos carne de cañón tendrán a su disposición los criminales parásitos.
Las revoluciones no se ganan en la calle, se ganan en la mente.
Yo sólo cumplo órdenes“, “es mi trabajo“, “la ley es la ley“… son las excusas programadas de los esbirros zombis dementes.
Por supuesto, en esta granja siempre hay animales más iguales que otros.

Aventuras en el ayer I

Las aventuras…

Antes de que la neblina del olvido profundo y eterno borre mis recuerdos, quisiera que mi mente retrocediera a aquel invierno de 1979, año según el calendario occidental impuesto. 

Coloquémonos en el interior de un ala del edificio principal del Parque de La Marquesa, en el barrio de Collblanch, acabado en ch – como se escribía antes – en la ciudad de Hospitalet de Llobregat – como se escribía antes de su recatalanización. 

Un ala del edificio que fue derribada hace unos años atrás, pero que en aquel entonces era la clase de primero de E.G.B. – Enseñanza General Básica lo llamaban – del colegio Eugenio D’Ors, en la que cuarenta niños de seis años se hacinaban para recibir las enseñanzas de un viejo profesor a punto de jubilarse que fumaba en puro entre lección y lección. 

Esta situación se consideraría hoy en día inconcebible, pero, en aquella época, la vida humana todavía no había sido destruída por los benefactores actuales de la Humanidad.

Encuentro que mis recuerdos no respetan un orden cronológico, así que iré contando las escenas en el orden tal como me aparezcan en la memoria. 

Y las historias que mi memoria haya omitido por esas cuestiones del olvido, pues, quedarán vacantes.

La idea es plasmar en letras un relato que muestre cómo era la vida por aquel entonces, vista desde mis propios ojos de un niño, filtrada por la esencia de mi ser.

¿Es un principio para continuarlo?