Finánciame

Invierte en mí

11 Financiadores están haciendo posible en este momento que este blog pueda seguir adelante. Pero todavía no hay nada seguro. Únete a ellos para apoyarme y lograr mantener mi independencia.

Sin tu apoyo me es imposible poder continuar con garantías.

Porque ser independiente es importante. Y ser económicamente independiente es imprescindible.

Éste es el lugar en el que, si aprecias mi labor, puedes darme soporte económico para que continúe creando sin depender de terceros.

De esta manera podrás ayudarme a seguir adelante con mis proyectos, hacerlos grandes y compartirlos con cada vez un mayor número de individuos interesados en ellos, como tú.

Tu inversión quizás no te dará un rédito económico, pero sí marcará un antes y un después en este momento difícil en el que las grandes corporaciones, y sus estados, quieren eliminar a las voces auténticamente disidentes como la mía.

Y eso es muy importante.

Atención: Como financiador podrás acceder a los posts privados de mi blog.

Nuestra sociedad consistirá en una coordinación, una sinergia; tú aportándome una pequeña cantidad mensual y yo usándola en beneficio de la libertad de expresión e información.

Por supuesto, si en algún momento te parece que traiciono tu confianza, puedes cancelar tu aportación sin problemas y sin preguntas por mi parte.

Así pues, éstas son las dos opciones de las que dispones, a través del pago seguro de Paypal:

  1. 4,99 euros al mes, como si compraras una revista en el quiosco. Haz click aquí para apoyarme con esta opción.
  2. 9,99 euros al mes, menos de lo que vale una entrada al cine con palomitas de maíz. Haz click aquí para apoyarme con esta opción.

Tras recibir el aviso de tu membresía, te enviaré un correo personal de confirmación.

Y, como dije antes, si en algún momento cambias de opinión, puedes cancelar tu aportación mensual siguiendo este enlace.
Nota: Si alguna vez deseas cambiar de opción mensual, primero cancela tu opción activa haciendo click aquí y luego elige tu nueva opción arriba.

Y, como siempre, muchas gracias por tu confianza, porque sin ti, no podría estar aquí.

José Manuel Goig Campoy